CARTELERA DE LOS CANALES NACIONALES

 

 

Tv-Historias

La Rebambaramba, Amadeo Roldán y el Gran teatro del sábado

Nuestros géneros dramatizados configuraron un fecundo reservorio de formatos, frecuencias, estilos y contenidos que, por su simultaneidad y variedad, resultan inabarcables en este espacio.

La representación y difusión en vivo de obras teatrales, musicales y literarias, difundidas por nuestras televisoras en su primer decenio, fue una de las claves de la expansión de la señal televisiva hacia otras provincias, donde también enriquecieran el acervo cultural de miles de cubanos provenientes de las más diversas capas sociales.   

Siete décadas después aún se admira el volumen, diversidad y calidad de las obras representadas en todas nuestras televisoras entre 1950 y 1960. 

EL GRAN TEATRO DEL SÁBADO - estrenado en 1955- en  el Canal 6 (CMQ TV),  devino paradigma de los espacios dedicados al drama y a la comedia en la televisión fundacional cubana. Comenzaba a las nueve de la noche y cerraba la programación del canal.

Se difundía en tiempo real, por varias horas continuas, ofreciendo lo mejor de las artes escénicas y de la dramaturgia universal en un amplio espectro que incluía  dramas, comedias, óperas, operetas, zarzuelas y ballets.  

Su protagonista casi absoluta fue la actriz Gina Cabrera, quien recibió múltiples premios por su desempeño e incidió significativamente en los galardones que recibió el espacio.

Realizadores:

Antonio Emilio Vázquez Gallo: Dramaturgo, pedagogo, director de radio, televisión y teatro; adaptador y guionista.

Antonio Palacios Espejo: Dramaturgo, adaptador y director de radio y televisión.

Amaury Pérez García: Director de televisión.

En esa puesta en escena, el Ballet de Alicia Alonso estrenó la coreografía de Alberto Alonso, uno de los fundadores de la agrupación.  

Protagonistas: Sonia Calero, Roberto García y Ceferino Barrios.

Dirección musical: Enrique González.

Escenografía: Luis Márquez.

Producción - dirección: Rafael Duany.

El espacio fue creado para restar audiencias al Canal 2 (TELEMUNDO), que en ese día y horario difundía las peleas del boxeo profesional.  

En septiembre de 1957, GRAN TEATRO DEL SÁBADO, patrocinado por la cerveza HATUEY  y el ron BACARDI, produjo el estreno mundial en la televisión de una obra significativa de la cultura nacional. La  notoriedad de los artistas que participaron en ella contribuyó también a que fuera considerada entonces el acontecimiento musical más importante de los últimos años.

La obra en cuestión, era el ballet La rebambaramba, con música de Amadeo Roldán y guion escénico de Alejo Carpentier.

La obra, había sido estrenada en La Habana,  en fecha tan distante como 1928, cuando sorprendió a todos con un universo sonoro desconocido: los inéditos ritmos y melodías de la música negra autóctona, reelaborada por su compositor tras su ardua investigación folclórica.   

Roldán inició su revolución musical en ella, sustituyendo las melodías italianistas tradicionales con breves diseños melódicos entrelazados o superpuestos en juego polifónico que generaba una sugestiva trama.

Francisco Ichaso, en la revista Carteles del 24 de mayo de 1936, [1] aporta otros elementos:

La incorporación del arte negro a nuestra cultura es muy reciente. Coincide más o menos con el movimiento vanguardista de 1926- 1927. En realidad la poesía y la música negra nacen al arte por ese tiempo.

El tránsito de la música negra al plano de lo folklórico está muy relacionado con la creación de la Orquesta Filarmónica de La Habana,  que  dio su primer concierto el 8 de junio de 1924. [2]

Desde el primer momento, los ensayos de Roldán sobre motivos negros recogidos en sus fuentes originarias,  hallaron ambiente entre los fundadores de aquella institución; indicando que se fraguaba una nueva etapa musical.

En 1926. Roldán estrena su primera obertura de temas cubanos, donde  tanteo con timidez el motivo afro. Un año después, estrena Tres pequeños poemas, que en su tercer tiempo portaba ya un nuevo mensaje: El compositor nos lleva de la mano del ritmo a una fiesta nanita en torno al teke o fetiche, circundado de primitivas ofrendas donde la multitud danza, posesa de extraño delirio. Al crecer la fiesta, el ritmo adquiere una inusitada violencia que en su paroxismo simula que la estructura armónica se desmorona, pero la forma no se pierde.

La Rebambaramba significó la tremolina y el escándalo. Algo así se armó entre nuestra critica conservadora, cuando se estrenó; en ella, la larga melodía perezosa - tan grata a nuestros músicos y a nuestros diletantes europeos- se sustituye por breves diseños melódicos que se entrelazan o superponen en el juego polifónico, formando una sugestiva trama sonora. En su diversidad se mezclan los de Santo y la Conga típicamente negros y otros que evocan aquellas comparsas (…) Después de ella, la música negra se arraiga en los conciertos y comienza a rebasar los límites insulares. Roldán fue su más alto representante. (…)

Cada día más dueño de la técnica, el compositor trabajó lo folclórico con elocuente economía y el ingrediente afrocubano permanece en toda su inédita sugestión agreste y ruda. La construcción armónica y contrapuntística no hace otra cosa que ostentarlo magníficamente (…).

Así, la televisión fundacional se nutrió de las tradiciones más exitosas de la cultura cubana precedente.

 

[1] Vanguardismo y Arte negro. Poesía y música negra. Edición especial por la efeméride del 20 de mayo.

[2] Entonces, su primer violín fue ejecutado por Amadeo Roldán,  discípulo del maestro Pedro San Juan, líder de ese proyecto cultural

Mayra Cue Sierra

MÁS HISTORIA DE LA TV cubana

Mayra Cue Sierra

El período gubernamental revolucionario, iniciado en enero de 1959, muy pronto demostró que era mucho más que un cambio de hombres. Las legislaciones y normativas del Gobierno Revolucionario...

Mayra Cue Sierra

La investigación histórica demuestra que muchas de las prácticas televisivas actuales provienen de los primeros años de nuestra historia fundacional. El interés de la Industria Cultural norteña por...

Mayra Cue Sierra

La escena cubana legó a nuestra radio un caudal invaluable de óperas, operetas y zarzuelas. Desde sus primeras décadas hubo radioemisoras que difundían, en tiempo real, las temporadas líricas...

Mayra Cue Sierra

Sesenta años atrás surge una institución que agrupa la gestión de dos importantes actividades de nuestra sociedad: la radio y la televisión. Hasta entonces, nuestros gestores artísticos,...

Mayra Cue Sierra

La gestión, producción y emisión de contenidos mediáticos son procesos esencialmente multidimensionales imbricados estrechamente con la historia, la política, la economía, el mercado, la tecnología,...

Mayra Cue Sierra

Al surgir nuestra televisión, en octubre de 1950, Cuba ostentaba el liderazgo radial y publicitario en el universo de habla hispana. En ese entorno, nuestro sistema televisivo fundacional estableció...

Mayra Cue Sierra

El año 2022 nos convoca a celebrar el primer siglo de la radio cubana, pero también a homenajear el 70 aniversario del primer espacio televisivo habitual donde, por casi un semestre continuo, se...

Mayra Cue Sierra

Para 1956, cuando se estrena esta obra de Mercedes Antón, nuestras televisoras habían alternado una multitud de proyectos dramáticos: series al estilo norteño, formatos unitarios con visos teatrales...

Mayra Cue Sierra

La escritora Mercedes Antón estrena Historia de tres hermanas , en CMQ TV (Canal 6), los domingos de nueve a diez de la noche, entre el 5 de febrero de 1956 y el 27 de octubre de 1957; en formato...

Mayra Cue Sierra

El primer espacio habitual de novelas del video cubano lo difundió el Canal 6 (CMQ TV) habanero desde octubre de 1952, por casi un semestre consecutivo. Para LA NOVELA EN TELEVISIÓN, Mario Barral...